Conocida queda la Festa Campagnola de Biassono

Carpas de la Fiesta Campagnola en Biassono

Carpas de la Fiesta Campagnola en Biassono

Si hay algo que me gusta conocer en una ciudad, es aquello que no puedo ver todos los días y que puede resultarme la cosa más curiosa del mundo aunque otros no le dan la más mínima importancia. Un expatriado debe obligarse a conocer todas las actividades que sepa vayan a tener lugar cerca de donde está. Luego ya podrá decidir si le ha parecido estupenda o penosa la visita, pero al menos partir del conocimiento para poder hablar.

Este fin de semana éste ha sido mi caso. En mi mano tenía la posibilidad de conocer la Fiesta Campagnola de Biassono, al lado del parque de Monza. Podía haber renunciado a la idea ya que no veía a nadie entusiasmado con mi propuesta, pero no no no, qué menos que acercarnos y ver cómo es. Es cierto que la noche no acompañaba y seguramente otros años ha sido algo más divertido. Anoche hacía frío (sí, este frío inusual de invierno en junio ya! No quiero hablar de esto… me deprime mucho…) lo que hacía que hubiese poca gente pero yo me quedé muy contenta habiendo ido a cenar.

Orquesta y área de baile - Festa Campagnola Biassono

Orquesta y área de baile – Festa Campagnola Biassono

La Festa Campagnola es una fiesta que vendría a ser “las fiestas de pueblo” de cualquier pueblo. Esta es la impresión que yo me llevé. La gracia la tiene en que abren una parte del parque de Monza para poner ahí unas carpas que guardan los restaurantes, la orquesta, la carpa de la bebida, la de los niños… y la carpa de las golosinas!!

Fácilmente uno se daba cuenta de que la gente que allí se congregaba se dividía entre dos grandes grupos: jóvenes más jóvenes que nosotros (estos se lo pasaban guay porque podían beber gratis, estar en la calle con los amigos y hacer un poco el “chorra”) y personas mayores (algunos bastante mayores) que aprovechaban la orquesta para recordar canciones clásicas italianas de toda la vida así como bailes de salón y poder demostrar sus dotes de bailarines un poco. De nuestra franja de edad… poquitos había… Quizá ya pasó la época de la Campagnola para ellos y sólo volverán cuando sepan bailar los bailes de salón que tocaba la orquesta (muchos de ellos en español por cierto gracias a la herencia de bailes latinos que hay en el mundo).

Yo sólo pensaba: “si yo llego a venir con mis amigos, estaríamos dándolo todo en la pista supiéramos o no los bailes”.

En la Campagnola es típico tomar para cenar “la grigliatta”, que viene siendo carne en la barbacoa, “salamella” que viene siendo un tipo de salchicha, “costine” que son costillas y “casoncelli” que es un tipo de pasta que no probé así que no tengo ni idea de cómo es ni a qué sabe. Por 9 euros te haces con una grilliata mixta de carne y unas patatitas fritas y has cenado estupendamente en las carpas.

Para ponerle el toque dulce a la noche, nada mejor que unas gominolas que te harán sentir como un niño otra vez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: