Transportes en Milán: el Metro y sus estupendas huelgas

Entrada de Metro en Duomo

Entrada de Metro en Duomo

Permitidme que os cuente que todos los días llevo en mi bolso un yogurt para tomármelo después de comer. Tengo perfectamente controlada la temperatura que tiene ese yogurt cuando sale de casa y la temperatura que tiene cuando llego a Porta Genova y lo meto en la nevera. Aún se conserva frío. Pues bien, hoy no ha ocurrido así. Cuando he sacado el yogurt de mi bolso estaba… caliente. Así os vais haciendo una idea de lo estupendas que son las huelgas de transporte en Milán. Preparaos que hoy os hablaré del Metro.

Andén de Metro Milán

Andén de Metro Milán

Interior vagón de Metro

Interior vagón de Metro

Antes de contaros cómo ha sido la huelga de Metro, tranvías y autobuses que hemos disfrutado hoy, os pondré al día de cómo funciona el metro milanés. Podemos afirmar que es un metro pequeño, de hecho tiene básicamente 4 líneas principales que se conocen por sus colores: la línea roja, la verde, la amarilla y la morada. Comparado con el Metro de Madrid (aquí sacaré mi vena patria) suspende, pero si soy sincera, no está tan mal y yo ya estoy más que acostumbrada.

Mapa de Metro Milán

Mapa de Metro Milán

El billete sencillo cuesta 1,50 euros según creo recordar así que no dista de lo que viene a costar en Madrid, sin embargo te incluye 90 minutos de viaje en metro, tranvía o autobús por lo que al final sale mejor que el billete madrileño;  el horario de cierre los fines de semana es a la 1:00h h, así que tampoco está tan mal para la gente que sólo tiene que coger el metro y no el tren. Sin embargo… y aquí vienen los puntos negativos… las estaciones están mucho más distantes unas de las otras porque hay muchas menos que en el metro de Madrid, y los vagones están bastante viejotes y pintados con graffitis muchos de ellos (ya hablaré un día de esta moda en Italia de pintar con graffiti en tooodos lados). Tampoco es un gran punto a su favor que a las afueras apenas lleguen las paradas, lo que obliga a muchos (entre los que me incluyo) a tener que hacer el cambio al tren en algún momento.

Billete de metro semanal

Billete de metro semanal

Sobre los precios, yo en esta ocasión también me compro el “bigliette settimanale” que por un módico precio de 8,40 euros te permitirá viajar dos veces al día durante 6 días a la semana (6 y no 7, no me preguntéis por qué, no tengo ni idea). Para los turistas está también bien comprar el billete de 10 viajes, que cuesta 13,80 euros creo recordar.

Una de las cosas que tendrás que tener en cuenta en Milán, es que estas líneas de metro, al igual que ocurría en Bruselas, se dividen. Esto te obliga a estar muy pendiente y mirar cuál es el destino del metro que viene ya que igual coges la línea roja pensando que va a un sitio y te das cuenta de que no pasa, pero ya será tarde. Siempre hay que mirar el destino que lleva el metro.

*****************

HUELGA DE TRANSPORTES

Ahora sí que sí… agarraos que vienen curvas… Durante el día de hoy, como viene ocurriendo muy a menudo según me han contado (el año pasado ya me tocó alguna huelga pero este año al parecer es un no parar), hemos disfrutado de un estupendo “sciopero” (es español, huelga de toda la vida).

Este “evento” en Milán es bastante diferente a como se hacen las huelgas en España, en mi opinión, son mucho peores las de aquí. Si en Madrid los servicios mínimos supone un número menor de vagones de metro pasando durante el día, en Milán vienen a ser… sólo unas horas de funcionamiento al día. Es decir: hasta las 8:45 horas de la mañanita tienes transporte, y desde esa hora hasta las 3 de la tarde no vuelve a pasar un sólo metro, autobús o el transporte que haya decidido ponerse en huelga. De 3 de la tarde a las 6 podrás volver a montarte en uno de esos, y ya. Y cuando digo ya es que ya no pasan más hasta el día siguiente. Esto es una huelga milanesa. ¿Qué os parece?

Ahora os voy a contar las consecuencias de este tipo de huelga y lo que ha sido mi día de hoy.

Previendo que se había anunciado parón en metro, tranvías y autobuses, y sabiendo lo que había sido el año pasado, a la hora de vestirme esta mañana me he preparado para la ocasión. Esto se traduce en:

  • los-zapatillas-cómodas-para-correr-una-maratón
  • camiseta-de-manga-corta
  • jersey-rápido-de-poner-y-quitar

Con esta indumentaria uno puede salir de casa preparado para poder seguir  LAS REGLAS DE SUPERVIVENCIA IMPRESCINDIBLES EN UN DÍA DE HUELGA DE METRO EN MILÁN:

1- Si es lunes como lo es hoy, sal de casa con mucho mucho tiempo de antelación.

2- Corre hacia la estación de tren con tus zapatillas super cómodas de maratón.

3- Llega  a la estación, mira la enorme cola para comprar el biglieto settimanale y respira profundo.

4- Ponte a la cola donde hay decenas de personas.

5- Empieza a ponerte nervioso cuando veas que la cola no anda y el tren está por llegar (un tren que cogerás mucho más temprano que cualquier otro día).

6- Como si se te fuera la vida en ello, dile al dependiente “un-settimanale-per-Porta-Garibaldi” a la velocidad del sonido. Coge tu billete, paga y sal pitando.

7- Súbete al tren que irá llenito de gente, pero antes quítate el jersey o el abrigo.

8- No te marees, desmayes o vomites por el agobio de personas concentradas en tan poco espacio y el calor humano que desprenden.

9- No grites a la gente que te empuja para salir del tren cuando llega su parada. Ellos lo están pasando igual de mal que tú.

10- Cuando llegue tu parada, bájate dignamente, ponte el jersey o abrigo y…. preparados, listos, YA! Sal corriendo por toda la estación, esquivando a la gente, saltándoles por encima si hace falta, mientras vas abriendo tu bolso y en una rápida maniobra sin perder ni un segundo sacas dinero de tu monedero.

11- Te pones a la larga cola que hay para comprar el “biglieto settimanale” del Metro con el dinero justo y contado.

12- Respiras y haces unos cuantos uffsss…

13- Consigues comprar el billete y haces un sprint hasta los tornos, los pasas, y haces otro sprint hasta el andén de metro.

14- Te colocas apartando a la gente donde crees que parará la puerta del vagón de metro.

15- Llegará el metro pero la puerta estará a tomar por saco de donde tú te pusiste.

16- La gente hará concentraciones humanas frente a las puertas y tú pensarás de forma inteligente “hacia la derecha demasiada gente, hacia la izquierda demasiada gente, no voy a caber y me quedaré fuera… correré hacia otra puerta más allá”.

17- Harás un super sprint hacia la siguiente puerta, no cabes, hacia la siguiente, tampoco cabes… hasta que ves que toda la gente ya se ha colocado como pieza de puzzle en el interior del vagón y tú te quedas fuera.

18- Quítate el jersey o abrigo, coge carrerilla, pon el codo por delante y métete a presión en uno de los vagones en los que jamás hubieras pensado que cabrías mientras suena el PIII PIIIIIIII del cierre de puertas.

19- Agárrate el bolso, el abrigo, el pelo, todo el cuerpo para que las puertas no te pillen nada al cerrarse.

20- Estate contenta hasta que te des cuenta del calor húmedo, nauseabundo, humano… que viene del vagón.

21- Empieza a ver cómo de la humedad se te empieza a poner fosco el pelo.

22- Empieza a sudar a la par que hueles el aliento del resto de personas en el vagón y el olor a axila-llevo-una-hora-en-transporte-público.

23- No te marees, desmayes o vomites por el agobio de personas concentradas en tan poco espacio.

24- Cuando llegues a la siguiente parada, sal, coge aire, deja salir a los que quieran y vuelve a meterte a presión.

25- Cuando hayas llegado a tu destino pesarás un par de kilos de líquido menos, tu pelo parecerá el de un león de la sabana y si has cometido el error de maquillarte irás con churretones por toda tu dulce carita.

Espero que os haya gustado mi viaje en Metro Milano.

Anuncios

7 comentarios

  1. Me has estresado y eso que sólo lo he leído!!! jijiji

  2. Jajaja! Lo has descrito estupendamente! Te descubrì ayer por casualidad y me estoy poniendo al dìa con tus aventuras.

    Me presento: soy Lorena, tambièn soy de Madrid y vivo en Milàn desde hace ya 12 años (OMG!).
    Llevando aquì ya todo este tiempo, es muy divertido revivir a travès de tu blog las mismas sensaciones y experiencias de cuando lleguè aquì.

    1. Hola Lorena! Encantada de conocerte y me alegro muchísimo de que me hayas descubierto!
      Síi, mucha gente me dice que ha pasado por lo mismo que voy pasando yo jajaj, es divertido. Madre mía 12 años! tienes que darnos consejos a los nuevos entonces ;-).
      Un saludo!

  3. Te he descubierto hace poco y la verdad es que me ha gustado mucho tu blog. Muchas cosas que cuentas en tu blog me ha pasado!jajajaj. Odiaba las huelgas…. yo diria que cada semana habia una!! puffffff.

    Bueno me presento porque no me conoces. Me llamo Alfredo y he vivido 3 meses en italia haciendo practicas en una empresa. Para ti esto no es nada, pero me encanto y no me importaria volver. Yo vivia en Turin.

    Gracias por recordarme experiencias y esa vida de aventura, de aqui para alla.

    1. Gracias a ti por leerme Alfredo, me alegro de que me hayas encontrado y hayan venido muchos buenos recuerdos ;-).
      Conozco Turín! Me gustó mucho, estuve poquito pero me encantó ;.)

  4. Hola!!
    Me llamo juan y viajo a Milán 3 meses en plan estudio, no se la verdad como se compraría el tiquete semanal, si es un solo tiquete o son varios (como en otros metros de Latinoamérica)

    1. El tiquet semanal es un tiquet con dos viajes al día si no recuerdo mal. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: