Reciclar en Milán – La vida “green”

Una de las cosas que hacen muy bien los italianos pero que a mí me resulta tan difícil que hasta me da pesadillas, es el apasionante mundo del reciclaje.

Cubos para reciclar

Cubos para reciclar

Los nacidos en el país de la bota nos llevan una buena ventaja y he de decir que después de ver los datos que el otro día leía en El País (de los 24 millones de toneladas de basura que se recogieron en 2010 sólo 5 millones de toneladas estaban separadas correctamente) nosotros también deberíamos ponernos las pilas para ser un poquito más “green“.

Aquí se recicla, y mucho, todo es color verde y hay confetis de colorines. ¡Mentira! Reciclar sí que se han propuesto reciclar más pero no he visto cosa más complicada en mi vida.!! Menudos quebraderos de cabeza hemos tenido para saber reciclar bien, y aún tengo dudas.

Para cumplir las leyes del reciclaje correctamente tienes que hacer casi un Máster, y es que si descubren que estás reciclando mal, tendrás que pagar una cuantiosa multa para que no se te ocurra volver a hacerlo mal. Esto no es ninguna tontería, se lo toman muy en serio. Sólo os diré que a mí me ha llegado a dar miedo ir a tirar algo a la basura por no saber si lo estaba tirando al cubo correcto. Sueño con no tener nunca basura en mis manos que tener que tirar porque cuando esto ocurre me entran sudores fríos y estrés.

Bolsas que da gratis el Ayuntamiento

Bolsas que da gratis el Ayuntamiento

Reciclar aquí significa que te tienes que enterar muy bien de cómo se divide la basura. Y digo esto porque en cada zona es de una manera diferente, y cuando digo en cada zona es que en mi casa se recicla de una manera y 20 metros más allá se recicla de otra forma.

Yo, para que os hagáis una idea, reciclo de una manera en casa y de otra diferente en el trabajo. Imaginaos el lío!!

El año pasado, ya nos enfrentamos a este problema pero fuimos muy muy tontos. Se nos ocurrió comprar bolsas de basura, y encima de todos los colores del arcoiris porque para separar los residuos en Italia necesitas un montón de bolsas de colores (tienen como 6 tipos de bolsas!). En el supermercado nos dejamos una pasta en bolsitas porque aquí valen entre 2 y 4 euros las malditas. Pues bien, este año, hemos descubierto que las bolsas y las instrucciones para reciclar te las dan en el Ayuntamiento de forma gratuita.

En Milán se recicla basura por todas partes, he visto papeleras compartimentadas hasta en el tren, donde las leyes que rigen la vida del reciclaje en la calle van de otra manera y con otros colores.

Bonnie and Clyde tirando la basura

Bonnie and Clyde tirando la basura

El único lugar donde hemos encontrado papeleras grandes de las normales es en los parking de los centros comerciales. ¿Por qué lo sé? Porque en los primeros días de convivencia de la casa, no sabíamos cómo había que reciclar y no teníamos las bolsas aún así que nuestra bolsita de basura mezclada no podía ser tirada, y llegó un momento que esto suponía un problema. Como no queríamos ser multados… ¿qué genial y malévola idea tuvimos? Llevar nuestra bolsita en el maletero del coche, llegar al centro comercial, yo con con gafas grandes de sol y pañuelo en la cabeza y gabardina cerrada saco la bolsa de la basura, me acerco como una bala a la papelera del parking, la tiro, salgo corriendo hacia el coche de nuevo y Mr. Paulson arranca a toda velocidad huyendo de la escena del delito como Bonnie and Clyde.

Y ahora vais a ver un ejemplo de las leyes que rigen mi nueva vida en Milán:

INSTRUCCIONES PARA RECICLAR:

  • Residuos orgánicos: Irán en la bolsa biodegradable blanca (y extremadamente pequeñita añado yo) y comprenden: flores, hojas de flores, café, piel de animales, carnes, huevos, papel de cocina y papel de clínex…
  • Residuos multimaterial: Irán en la bolsa morada transparente (lo de transparente yo creo que es para que puedan multarte mientras revisan por fuera tu basura). Dentro irá el papel (sólo el limpito) de periódicos, revistas, embalajes, botellas de plástico lavadas previamente…. No podrán meterse papeles aceitosos o grasientos, plástico sucio por alimentos, platos y vasos de plástico).
  • Vidrio: Sin saco, se tirará directamente en el contenedor.
  • No reciclable: En el saco gris transparente irá todo aquello que no entre en el resto de categorías.
  • Electrodomésticos: Hay que llamar por teléfono y te lo vienen a recoger a casa.
  • Peligrosos: hay que llevarlo a la Plataforma Ecológica.
  • Residuos Particulares (pilas, cd´s…)

Y cuando ya tienes controlado esto, tendrás que aprenderte qué día se recoge cada bolsa ya que no todos los días se recoge todo. Por ejemplo, puede que los martes se recoja la bolsa morada y ya no más en toda la semana, o dos veces por semana…

Lo que digo, un Máster…

Anuncios

2 comentarios

  1. hoolaaa tu artículo nos ha ayudado muchísimo jajaja, apenas nos movimos a Milán somos mexicanas y de verdad que sentimos eso que dices… una pregunta cómo sabemos si es reciclable o no… de bolsas de plástico o miles otras clasificaciones… y ¿de cuánto es la multa? ¡gracias gracias!!!

    1. Pues la verdad es que no se a cuánto puede ascender la multa pero no creo que sea baratita 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: