La guerra de Milán y sus graffitis

Graffiti Milán

Graffiti Milán

Graffiti Milán

Graffiti Milán

Los veréis en las paredes, en el suelo, en las persianas de los comercios, sobre las vallas publicitarias, en los monumentos, en los vagones de metro y tren… los hay coloridos, obscenos, en blanco y negro, de una sola frase, de un sólo nombre, con una cara, con una escena, bonitos, super feos… tienes de todos los tamaños y gustos pero ahí están: la ciudad de Milán amanece todos los días inundada de graffitis.

Yo soy la primera que reconoce y valora el arte callejero, la libertad del rebelde y la expresión de miles de cosas en lo más simple. Sin embargo, esto ya pasa de castaño a oscuro. Es demasiado y  al final, en vez de admirar una buena pintada, te da pena que no se tenga un mínimo respeto por lo público y lo común.

Graffiti Milán

Graffiti Milán

De verdad que es exagerado y es algo que a cualquier turista le tendrá que llamar la atención sí o sí. Quizá al principio no se dé siquiera cuenta, pero llegará un momento que diga: “¿no hay demasiados graffitis? ¿Es que no los limpian?”. Me consta que poco a poco van limpiándolos (que me he informado), pero debe ser demasiado caro para estar cada dos por tres invirtiendo el dinero público en lo que otros no quieren respetar. Se estima que anualmente le cuesta a la ciudad la friolera de 600.000 euros limpiar pintadas. Y aún así, hay miles por todas partes! Nadie diría que se han gastado un céntimo viendo el panorama de la ciudad mires donde mires. Quizá el problema son las leyes que no te obligan a pasar al menos la noche en comisaría inmediatamente si te piyan; quizá sean los jóvenes que no hay manera de que tomen ciertos principios de convivencia como buenos… La razón no me importa, pero da mucha pena ver una ciudad así.

Incluso el Dios de la moda, Giorgio Armani, hizo incapié en el problema: “Roma está más limpia que Milano” y se refería a sus pintadas entre otras cosas.

Graffiti Milán

Graffiti Milán

Al menos los ciudadanos son buenos conocedores del problema y a parte de una Asociación Anti-Graffiti creada desde hace tiempo y que lucha contra las pintadas informando y haciendo actos, hace un par de semanas se celebró el National Cleaning Day aquí en Milán (Día nacional de la limpieza). Cayó en domingo y los vecinos voluntarios salieron a las calles a limpiar de forma desinteresada lo que otros habían ensuciado.

Ojalá los jóvenes empiecen a leer más libros y a pintar menos los espacios públicos.

Anuncios

2 comentarios

  1. Totalmente deacuerdo, lo mismo deberían hacer también en Madrid, por ejemplo, que se está alcanzando niveles peligrosos de gamberrismo y pintadas en el centro histórico.. un “National Cleaning Day” siempre va bien, en todas partes. Saludos!

    1. La verdad que sí Joan, no estaría nada mal un Cleaning Day!! 😉 Al menos para concienciar a la gente!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: