El Cementerio Monumental – un museo en abierto

El Famedio o Templo de la Fama

El Famedio o Templo de la Fama

¿Y por qué no se puede visitar un Cementerio como excursión para los turistas? En Milán, el Cementerio Monumental no es un simple lugar de culto a los fallecidos. Primero, porque no son simples fallecidos; y segundo, porque los mausoleos y tumbas que allí encontraréis recrean más un museo al aire libre que a un cementerio tal como lo conocemos.

Las estructuras que allí veréis recorriendo sus pasillos van desde lo más contemporáneo hasta lo más clásico: podréis ver templos griegos con sus columnatas, pirámides egipcias, una recreación en estatuas de la Última Cena o la mismísima Columna de Traiano (Trajano).  Todo para honrar a los muertos de una manera espectacular. De hecho, ser enterrado en este cementerio, en el mausoleo familiar, viene a costar entre 7.000 y 13.000 euros. Os podéis hacer a la idea de que aquí no está enterrada la gente normal sino los grandes nobles de Milán.

De hecho, remontémonos a su historia para entenderlo. En 1863 sale a concurso la construcción de un cementerio en el centro de la ciudad, proyecto que ganó el arquitecto Carlo Maciachini, y que incluía un edificio en su entrada que sería una iglesia. Sin embargo, se decidió que en vez de iglesia sería “el Templo de la Fama” o “Famedio” como lo llaman aquí. Es lo primero con lo que os toparéis al entrar y se decidió que este edificio albergaría los restos de las personalidades que han hecho grande a Milán. Y así fue todo el cementerio, lugar de enterramiento para grandes familias nobles y adineradas. Que puedan sonaros (hay mucha gente importante milanesa pero no sabemos quiénes son) la familia Campari, Alessandro Manzoni, Arturo Toscanini o la familia Bocconi (la fundadora de la Universidad Bocconi en Milán, una de las más prestigiosas de Euroa).

Famedio al fondo

Famedio al fondo

Es tan importante quién está en el Famedio que hay una comisión que aprueba cada año los restos mortales de qué personalidades pueden estar. Fuera del Famedio tampoco puedes hacer lo que quieras con tu mausoleo. Antes de su contrucción tendrá que ser aprobado y modificado si fuese necesario por ejemplo por la excesiva desnudez de alguna estatua.

El resultado es espectacular. Yo nunca había visto un cementerio así. Cada tumba, cada mausoleo parece una obra de arte. De hecho, muchas están esculpidas por importantes artistas italianos. Encontraréis tumbas con estatuas de mujeres, de la virgen, de soldados templarios, de Cristo, de ángeles… algunas tétricas a más no poder y otras que te dejarán con la boca abierta. Yo desde luego le recomendaría a todo el mundo que si tiene tiempo dejase un huequito para visitarlo. Es un lugar tremendamente curioso.

A parte de las tumbas, podréis descubrir que el cementerio tiene 3 entradas: una para los católicos, otra para los judíos y otra para los agnósticos; así como ver el monumento a los milaneses asesinados en los campos de concentración nazis (cerca de 800); o visitar uno de los primeros crematorios de su época; o descubrir que los mausoleos se convirtieron en búnkers antiaéreos durante la II Guerra Mundial.

Visita que sumar a vuetro listado. 😉

Anuncios

One comment

  1. L’ha ribloggato su Visitas guiadas por Miláne ha commentato:
    Añade tus pensamientos aquí… (opcional)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: