Comer barato hasta explotar en Piacenza: La Ostería la Pescarolina

La semana pasada nos fuimos de excursión a conocer un lugar nuevo y así podéroslo contar. Estaba yo muy contenta con la iniciativa gestada la noche antes frente a una pizza pero no tuve en cuenta un pequeño detalle: íbamos 5 hombretones y yo de visita a la ciudad. ¿Cuál es el problema? Que a mí me encantan las visitas culturales y a ellos les encantan las visitas megagastronómicas. Es decir, estaban entusiasmados con ir a Piacenza porque a uno de ellos le habían hablado fenomenal de una Ostería (típico restaurante tradicional) y querían darse un homenaje por poco dinero.

A las 9:15 de la mañana del sábado pasado salimos de casa Mr.Paulson y yo con idea de ir haciendo la ruta, recoger a la gente y quedar con el otro coche que iba hasta allí. Bien… hasta las 11 de la mañana no estábamos en camino. Y yo que pensaba que lo de las chicas era una pesadilla… creo que ellos son peores!

Para colmo, cuando estábamos cerquita de Piacenza, Mr. Paulson se equivoca y se pasa la salida que es una vía de servicio hacia Piacenza Sur (cuidado que es fácil pasársela) y hasta 20 kilómetros después no encontramos ni una mísera salida donde poder dar la vuelta. Welcome to Italian Roads! ;-). Como era ya tarde para visitar la ciudad y ellos estaban tan entusiasmados con ir a comer a la ostería, que para allá que fuimos.

Ostería La Pescarolina

Ostería La Pescarolina

La Ostería La Pescarolina es un estupendo sitio para ir a comer bien, hasta hartarte, y pagar poco. Eso sí, no penséis luego en ir a ninguna parte porque lo que el cuerpo os pedirá es morir después de haber ingerido tantas cosas buenas. En serio, es una exageración. En mi vida me habían dado de comer tanto por 25 euros, nunca en mi vida! Hasta me puse mala… no podía ni moverme. Me consoló ver que el resto estaba igual y no eran monstruos destructivos que podían comer semejante cantidad de alimento y que no se sintieran a estallar.

El lugar está a unos poquitos km de Piacenza y está decorado con antiguas herramientas de labranza, lo cual le da una apariencia rústica y tradicional, al igual que su comida. No hay carta, eso no funciona aquí. Es un menú tipo mega degustación cerrado y tú sólo debes encargarte de pagar al finalizar.

Según entráis veréis el buffet libre de postres y salados. Os iréis a sentar y empezarán a traeros el vino (nos llegaron a traer 3 botellas de vino blanco y 4 de tinto para los 6 que estabamos allí) y una de las cosas típicas de Piacenza: los Bortelline y sus embutidos típicos (coppa, pancetta y salame). Los Bortelline son unos panecitos fritos huecos por dentro pero blanditos y deliciosos que se toman acompañando a los embutidos. Débeis absolutamente probarlos!! Nos trajeron 6 cestas de bortelline y 5 bandejas de embutidos, además de un queso entero para nosotros.

Buffet libre de postres y salados

Buffet libre de postres y salados

Después de eso yo, ilusa de mi, pensé que se había acabado la degustación y me levanté al buffet libre y probé los platos que había. No contenta con eso me fui a por las tartas como loca y me eché dos pedazos hasta que los chicos me vieron y me empezaron a gritar que qué estaba haciendo, que faltaba comida. Yo ya estaba llena en aquel entonces… y se rieron un rato de mi…

Tras eso llegaron dos fuentes grandes de raviolis y otras dos fuentes con risotto. Después, trajeron un par de fuentes con gnocchis con judías y para terminar, carne con patatas fritas. Unas costillas asadas y una carne asada. Todo delicioso, en serio, buenísimo, pero una cantidad ingente de comida.

Y tras eso, los postres… un buffet libre de tartas caseras a cual más buena…

Al acabar, no había quién se moviese. Nuna había estado en un estado de cataclismo tal tras una comida, os lo juro. Y todo por 25 euros por cabeza.

Es barato, los dueños son agradables y se come una barbaridad y muy bien. Todo buenísimo. Eso sí, cuando vayáis, no comáis en dos días para dejar hueco en el estómago para lo que viene.

Lógicamente, tras esta comida de Reyes, ni Piacenza ni leches… no había manera de moverlos. Aunque aceptaron ir a ver el Castello de Grazzano que en otro post os mostraré.

Os dejo pues la galería fotográfica de la comida de ese día para que os entre el apetito 😉

Anuncios

2 comentarios

  1. Hola!! Que buena pinta todooo! =) Oye me gustaría ir en fin de semana, crees que debo reservar? Muchas gracias cielo

    1. Pues yo juraría que nosotros reservamos pero no me acuerdo muy bien. Suele haber bastante gente pero depende de cuántos vayáis igual no os ponen problemas. Prepárate para comer a lo bestia!! Un besito Cristina, ya me dirás que te pareció

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: