Visitar Milán en 5 días

Aprovechando que ha estado aquí mi familia viéndome unos días y trayéndome jamoncito patrio, os voy a contar lo que han sido 5 días de visita para conocer Milán. Así, si tenéis que venir más o menos estos días podéis guiaros un poco y decidid qué merece la pena ver.

Lo primero que tendréis que tener en cuenta es el tiempo. Pero como del tiempo aquí ya os hablé y os dejé claro que da igual lo que diga el metereólogo, no os podéis fiar, pues tendréis que hacerle un caso relativo. Por el momento, tened en cuenta si llueve o no llueve porque puede ser clave a la hora de elegir la distribución de excursiones.

DÍA 1

Duomo

Duomo

El primer día mis visitantes llegaron prontito por la mañana y pude ir a recogerles al aeropuerto de Bérgamo, lo que facilita las cosas y ganas un poco de tiempo en comparación con tener que coger tren o autobús e ir al centro. Fuimos a dejar al hotel sus cosas y como hacía sol y tenía miedo de que el resto de días no hiciese buen tiempo, nos fuimos corriendo a Milán centro a que pudieran ver el Duomo en un estupendo día soleado.

Primeramente llegamos con el tren hasta la estación de Porta Garibaldi y les enseñé los edificios que tiene Unicredit y Corso Como. Decidí que la mejor idea era ir andando y así atravesar el barrio de Brera, que es la zona que se ha puesto de moda en Milán al estilo bohemio chic. Así llegamos al final al Parco Sempione y al Castello, el cual atravesamos en dirección al Duomo. Antes de llegar pudieron disfrutar de la Piazza Mercanti, el teatro de la Scala y la Gallería de Vittorio Emanuele que está todo cerca.

Después de comer entraron en la catedral milanesa (NOTA: No os dejarán entrar si vais enseñando hombros y piernas, ya sabéis, como en muchas otras Iglesias) y subieron por 7 euros a la terraza del Duomo por las escaleras. Serán 13 euros para los que elijan el ascensor.

En Parco di Monza

En Parco di Monza

La segunda parte del día estaba dedicada a Monza así que cogimos metro y tren y nos paramos en la estación de Monza. Pudieron conocer la calle comercial principal, la plaza del Ayuntamiento con su monumento a los caídos… y allí probaron su primer helado italiano. Nuestro siguiente destino sería el Parco di Monza, donde dimos una gran vuelta para que vieran la Villa Real, uno de los principales recorridos dentro del parque y la escultura de “El Escritor” que consiste en una silla y una mesa de dimensiones enormes en mitad de una explanada de cesped grandísima de las que tantas te encuentras por el parque.

Terminamos el día tomando un aperitivo con vino, una degustación de quesos y una degustación de embutidos estupenda en nuestro siempre querido “Mulino a vino”.

DIA 2

Lago di Como, cerca de Bellagio

Lago di Como, cerca de Bellagio

El segundo día teníamos excursión preparada así que cogimos el coche y nos fuimos al Lago de Como. Hacía un espléndido día, que ayudó a que pudiéramos parar en una de sus playitas y disfrutar de una mañana del sol y baños. El agua estaba bastante fría esta vez, pero el Lago siempre es visita obligada. Antes de ir pasamos por un supermercado para abastecernos y hacer unos sandwiches en el propio lago.

Tras comer tan ricamente, les llevamos a ver Bellagio, que por cierto les encantó.

Nos volvimos no muy tarde porque habíamos programado ir a cenar fuera esa noche. Elegimos Montevecchia como destino así que una vez estuvimos duchados y arreglados, pudimos llegar a Montevecchia y ver el atardecer antes de ir a la Hostería “Terraza di Montevecchia” de la cual ya os hablaré algún día y que merece muchísimo la pena. Buena comida tradicional, un precio asequible y unas vistas a la Brianza inmejorables.

DIA 3

Poster del Cenacolo Vinciano

Poster del Cenacolo Vinciano

Este día lo pasamos en Milán ya que teníamos cogidas la reserva de los tickets para entrar a ver el Cenacolo Vinciano, que es el fresco (no es un cuadro) de “La última cena” de Leonardo Da Vinci, que para el que no lo sepa, está aquí en Milán. Es importante reservar y pagar los tickets por Internet con muuuucho tiempo de antelación (meses) porque si no no podréis verlo.

Nos levantamos prontito y nos fuimos hacia la Iglesia de Santa María de Grazia, donde está el Cenacolo y esperamos ahí hasta la una que pudimos entrar. Tengo también pendiente contaros mi experiencia con la obra de Da Vinci, pero todo llegará amigos míos.

Una vez estábamos fuera, fuimos a ver la zona de los canales en Navigli de la que ya os he hablado, y como estaban cansados, aprovechamos para volver prontito a casa, descansar e ir a tomar una buenísima pizza al restaurante de un amigo donde tienen las mejores pizzas del mundo, Ánima e Pizza en Muggiò. Pudieron probar allí también los spritz, la bebida para aperitivo por excelencia aquí.

DIA 4

Vistas desde Bérgamo Alto

Vistas desde Bérgamo Alto

Para el cuarto día teníamos programada otra de las excursiones que merece mucho la pena ver en Milán: conocer Bérgamo. Bérgamo se divide entre la parte baja y la parte alta de la ciudad, esta última la más bonita. Con un funicular podéis subir directamente hasta arriba por un precio bajo. Yo también he subido andando y aunque es un poco paliza, también es una buena idea para los que les gusta andar e ir viendo los paisajes.

En Bérgamo comimos en una trattoría estupenda que encontramos gracias a Tripadvisor y fue una elección magnífica. En “La Colombina“, en lo alto de la ciudad, podréis probar el plato típico de Bérgamo, los cassoncelli, que son unos raviolis rellenos de carne. Simplemente, os lo juro: ES PEC TA CU LA RES!

Tras visitar la ciudad, volvimos a casa mientras nos caía una granizada nunca vista en Milán para descansar un poco y preparar una cena en casa para nuestros huéspedes a base de pasta al pesto casera y unas brusquette deliciosas.

DIA 5

Vistas del Castello desde Parco Sempione

Vistas del Castello desde Parco Sempione

Para el último día de visita volvimos a Milán centro para que vieran más tranquilamente el Castello y el Parco Sempione que hay detrás. Mucho más no se pudo ver ya que era lunes y los lunes cierran prácticamente todos los monumentos. Intentamos ir al Cementerio Monumental y al Museo de la Ciencia de Leonardo y ambos estaban cerrados. Acordaos: no visitar monumentos el lunes!!

Con una cena relajada en casa nos despedimos ya que al día siguiente debían coger un vuelo muy pronto por la mañana y no podíamos alargarnos mucho.

El resultado fue óptimo y disfrutaron mucho de la ciudad y de las excursiones así que esta ha sido mi recomendación para 5 días de visita.

Anuncios

Un comentario

  1. Para mí Milán es una de las ciudades que me más me ha gustado, ya que está llena de encanto, cultura e historia, a mí vuelta me he currado una mini-guía de viajes….

    Os dejo el enlace, ya que supongo que le pueda venir bien a algún lector.

    Guía turística de Milán

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: