“La Última Cena” de Da Vinci: origen de misterios y esoterismo I

Algunos quizá no lo sabrán pero la ciudad de Milán alberga quizá la obra más representativa e importante de Leonardo Da Vinci. Reconozco que yo desconocía que estaba aquí pero sin duda es una de las atraciones más importantes de la ciudad y no es fácil poder entrar a ver la obra que aún a día de hoy sigue abriendo debates sobre los misterios que encierra.

Para poder ver la magnífica obra es muy importante que con mucho tiempo de antelación hagáis vuestra reserva de entradas aquí. En cuando sepási que venís a Milán, lo primero que debéis hacer si no queréis perdérosla es coger vuestros tickets y no siempre tendréis suerte. Sólo entran grupos pequeños de gente cada 10 minutos y la entrada sin guía son 8 euros. No se pueden hacer fotografías ni vídeo por el mal estado en el que se encuentra pero yo que he estado allí he visto como la gente con los móviles ha hecho lo que ha querido. Personalmente os pediría, por favor, que dejárais los móviles y disfrutárais de la obra. Es una pena que por la cabezonería de la gente (encima con unas fotos que seguramente son una basura) se destroce una pintura tan importante. Os aconsejo esperar y antes de salir a la calle tenéis un poster con la obra donde podréis haceros la foto tranquilamente.

Poster del Cenacolo Vinciano

Poster del Cenacolo Vinciano

Convento Santa Maria delle Grazie

Convento Santa Maria delle Grazie

Aprovechando que venía mi familia, entré con ellos y a mí no me decepcionó para nada. En tu ticket estará la hora a la que has reservado entrar. Los tickets deben retirarse como mínimo media hora antes de entrar en la misma Iglesia de Santa María delle Grazie (cerca de la parada de metro de Cadornna). Tiene una oficina de información y es ahí donde entregando el papel con la reserva os dan las entradas. No entráis a la Iglesia sino que desde la oficina donde habéis recogido los tickets hay una salita de espera donde tenéis que estar para entrar a vuestra hora. Iréis pasando por varios habitáculos cerrados por puertas de cristal que ellos mismos irán abriendo hasta que llegas a la sala del reflectorio donde está la pintura.

La Última Cena o Cenacolo Vinciano es una obra que no es un cuadro aunque yo eso no lo sabía. En realidad es una pintura en la pared, y está situada sobre una puerta. Cuando entras a la sala, la luz tenue apuntando a la pintura le da un halo de misterio y grandiosidad importante. Es más grande de lo que yo me esperaba, seguramente porque con la decepción que me llevé con la Mona Lisa, pensé que con la Última Cena pasaría igual, y está bastante mal conservada aunque mejor de lo que yo me esperaba. Desde luego, es digno de ir a ver una vez en la vida.

La obra la ejecuta Leonardo entre 1495 y 1497 por un encargo del duque Ludovico el Moro, que era el Señor de Milán en aquel entonces, y no es un fresco. Leonardo quiso innovar ya que para pintar con la técnica de fresco se necesita una ejecución muy rápida y él sabía que la obra iba a llevarle mucho tiempo. Optó por temple y el óleo sobre dos capas de preparación de yeso, y con el tiempo la pintura rápidamente se empezó a descascarillar. Quizá fue este el único error del gran maestro.

La Última Cena

La Última Cena

La pintura trata el momento justo en el que Jesús anuncia a sus apóstoles que uno de ellos le va a traicionar así que se cuenta que la obra la planteó como un acertijo: ¿quién le traicionará? Y la podemos contemplar hoy en día casi de milagro y la previsión de los frailes del convento de Santa María delle Grazie. Durante la II Guerra Mundial, cuando la ciudad de Milán iba a ser bombardeada, los frailes decidieron poner unos andamios en el muro donde estaba la pintura para protegerla si una bomba caía. Efectivamente una bomba cayó, una de 2000 kilos que destruyó el convento. Gracias a la rudimentaria protección, la obra se salvó y la única pared que quedó en pie fue la de la pintura de Leonardo.

Para no saturaros, en el post de mañana os contaré los misterios que rodean al Cenacolo Vinciano, la parte más interesante. ¡No os lo podéis perder!

Anuncios

2 comentarios

  1. Hola! mi hermana viene justo este fin de semana a visitarme y de paso ver esta obra, así que le he pasado el enlace y estoy segura de que le va a resultar utilísimo tu post! Enhorabuena por el blog me gusta mucho como está enfocado, un abrazo!

    1. Muchas gracias! Tu blog también es estupendo, que lo estoy siguiendo aunque no sea mamá por el momento ;-): Un saludo! Y buen viaje a tu hermana!
      Saray

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: