Hemingway y Macaroons en una misma calle

Antiguo hospital de la cruz roja americana y placa

Antiguo hospital de la cruz roja americana y placa

Hay calles en las ciudades por las que pasamos cada día sin que nos percatemos de su historia. Esto ocurre en cada ciudad del mundo y el otro día fui de excursión a una calle en la que a tan sólo unos pasos di con una de las tiendas parisinas por excelencia y una placa histórica digna de pararse a observar.

Via Spagari y su continuación, Vía Armorari, están muy cerquita del Duomo, en pleno corazón de la ciudad. Si nos remontamos a los años de la Primera Guerra Mundial, con una Milán bombardeada y muchos heridos que recuperar, dislumbraremos en esa vía (a la altura del comienzo de Via Armorari) lo que fue el Hospital de la Cruz Roja Americana donde el mismísimo Ernest Hemingway pasó una larga temporada recuperándose de sus heridas y donde conoció y se enamoró de la enfermera Agnes Von Kurowski. De esta bonita a la vez que dramática historia nació su célebre obra “Adiós a las armas“, y en eso mismo está basada la película de Sandra Bullock y Cris O´Donnell, “En el Amor y en la Guerra“.

Merece la pena hacer un esfuerzo por intentar imaginar lo que era ese edificio, con gente de un lado a otro, en los años de Guerra. Una placa de mármol conmemora tan distintivo lugar.

Para aquellos que este tipo de curiosidades no les llamen la atención, al menos puedo anunciarles que en esa misma calle encontrarán una de las pastelerías más famosas de todo Francia, el Ladurée, donde los macaroons son los protagonistas absolutos y cuyo origen está en esta cadena gala. Si os habéis querido sentir alguna vez como la Maria Antonieta del film de Sofia Coppola… estos son los dulces aparecidos en la película. No hay otros iguales y su sabor, aunque imitado nunca ha llegado a ser el mismo.

La pastelería es digna de ver y entrar aunque sólo sea por su decoración. Es una monada que inspira a azúcar y la esencia de París. Tiene hasta su bicicleta verde en la entrada y sus macaroons formando pirámides en el escaparate para obligarte al menos a probar uno. Yo reconozco que en la vida había probado los macaroons así que no pude evitar el comprar unos poquitos para que Mr. Paulson y yo pudieramos degustarlos. Poquitos porque no son nada baratos, todo sea dicho. Una pieza sale a 1,85 euros y tienen alguna oferta si te llevas cajitas con muchos dentro (la cajita de regalo la pagas también a parte). Pero un día es un día ;-).

Con mi bolsita verde iba tan contenta hasta casa para darnos un mini-festín de dulce antes de la cena. Como si fueran joyas traídas del lejano oriente, partimos por la mitad los 5 macaroons y probamos los sabores que yo había elegido: Raspberry (de frambuesa), Caramel with salted butter (Caramelo con mantequilla salada), Vanilla (Vainilla), Pistachio (Pistacho) e Incroyable Strawberry Candy (el increíble caramelo de fresa). Este último mi favorito.

Para abriros el apetito, este es uno de sus anuncios:

Anuncios

2 comentarios

  1. Hola me llamo angeles y soy voluntaria de la cruz roja de españa hace 4 años y estoy super orgullosa de ello y algun dia me emcantaria ir a visitar la cruz roja de alli. Seria mi gran lucion. Gracias..un saludo desde españa

    1. Hola Ángeles! Ojalá puedas cumplir ese deseo y vengas a ver el trabajo que hacen aquí que seguro que también es fantástico.
      Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: